sábado, 26 de julio de 2008

Verde que te quiero Verde!!

La naturaleza tiene sus colores… el rojo intenso de los tomates maduros, el amarillo perfecto de los duraznos, el anaranjado vivo de las zanahorias, el morado intenso de la remolacha, hasta los extremos de la gama cromática, con el blanco del coliflor y el negro de las caraotas.

Los colores de la naturaleza son para deleitarse y dejarse envolver en el círculo de las emociones que trasmiten. Pero sin duda alguna, el que expresa mayores sensaciones de vida, es el verde. Sus distintas tonalidades inundan nuestro sentir y generan profundos sentimientos. Algunos son ligeros, otros son fuertes y opacos, pero hay verdes que brillan, como la más resplandeciente estrella en el cielo.

Este color nos contagia de su energía, nos transmite la esencia de la vida, en la que sembrar, ver crecer, cuidar y mantener son actividades que pueden referirse a cualquier área de nuestro desarrollo personal.

Siento una pasión inmensa por el color verde, por su magnificencia y por lo que me logra transmitir.

El verde es elegir la tierra buena, plantar la semilla, cuidarla cada día con esmero, esperar el crecimiento y luego cosechar; para de nuevo y para siempre, repetir y continuar el ciclo.

Motivado por ver crecer “verde”, mi propio verde, hice mi primera siembra. Para la ocasión elegí una de mis verduras favoritas, la rugula. Me tome el tiempo de construir el lugar donde colocar las semillas, elegir una tierra buena, esparcir los embriones de vida, nutrirlos con un poco de agua y saber que a partir de ahora comienzo a ser participe de uno de los milagros más apasionantes de la vida… generar vida!!










Este artículo empecé a escribirlo el Martes 22 de Julio de 2008, el mismo día que sembré las semillas, y hoy al asomarme a ver como iban, me encontré con esta maravilla… que asombrosa, fantástica y extraordinaria es la naturaleza!!




1 comentario:

mavele dijo...

Hola!

Vi tu post en "Bienmesabe" y pasé a saludarte.

Me encanta la rúgula y no sabía que podía cultivarse aquí en estos calorones de Caracas ¿se puede? Cuentame como te va con ella a ver si me animo.

A mi tambien me maravillan las plantas. Ya tengo romero, oregano y ají chirel en mi jardinera y espero por la albahaca a ver si por fin se me da.

Saludos, está muy bonito tu blog
:-D