viernes, 17 de octubre de 2008

Almuerzo que crece en el jardín!!

Este escrito esta dedicado a mi gran amiga Inés Gabaldón, que con sus palabras fue mi inspiración.

Siempre he sentido fascinación por la naturaleza, desde que era niño me la pasaba metido en el jardín de mi casa, jugando entre los árboles de mango, el monte que crecía y los helechos de mi mamá, que tanto cuidaba.

Fueron días de jugar y jugar hasta el cansancio; crecí, corrí, me divertí y viví en ese oasis de vida. Pero irónicamente, me fui olvidando de mi jardín, aquel que con sus verdes y su olor a tierra fresca me había dado tantos momentos de alegría.

En mis años de olvido, desplantaron uno de los árboles de mango, sin ninguna oposición de mi parte; algunas de las plantas con las que había crecido, murieron por falta de atención; el jardinero cada vez que venía, trasquilaba todo lo que encontraba a su paso; y hasta en algún momento se hablo de cementar el piso, asunto que nunca llegó a concretarse, por alguna razón. Todo esto pasó ante mis ojos y mi conocimiento, sin asumir lo que estaba perdiendo.

Pero la naturaleza es sabia, y tiene sus formas de hacernos entender que ella es parte de cada uno de nosotros, y entre sus colores, aromas, sabores y texturas se halla una vida de verdadero gozo. Ya sea sintiendo los rayos del sol en un día de verano, erizándonos por una fría ventisca, sonriendo ante una rosa que se nos entrega como presente o saboreando el néctar de nuestra fruta favorita, la naturaleza se encuentra en nuestro ser.

Recordar esta interrelación que tenemos con el ambiente que nos rodea, ha hecho que me dedique nuevamente a nutrirla. Porque dar y recibir en equilibrio, es el valor fundamental de esta dependencia.

Por ahora me dedico a cuidar los pequeños retoños de albahaca que sembré hace dos semanas, y espero que con esfuerzo y cariño sus raíces sean tan fuertes para proveer el almuerzo de próximos días.

1 comentario:

Ines dijo...

Mil gracias por la dedicatoria, trateré que cada vez más, más cenas broten del jardin!

:)

Ine